Chocolates

Chocolates

¿a quien le amarga un dulce? disfruta con nuestra selección de chocolates. elige el tuyo!

22 productos
   
de 22

Chocolate con leche. Es el producto homogéneo obtenido de cantidades variables de los componentes del chocolate, mezclados con leche, desengrasada o no.

Chocolate con frutos secos o con cereales. Es el chocolate, con leche o no, al que se han añadido, enteros o troceados, almendras, avellanas, nueces y piñones o granos de cereales tostados o insuflados.

Chocolate con frutas. Se le añaden frutas, enteras o troceadas, desecadas o confitadas al chocolate o al chocolate con leche. El contenido mínimo de frutas es del 5% y el máximo, del 40%.

Chocolate con harina. Está elaborado con harinas de trigo o arroz, con las féculas de estos alimentos o la del maíz para su consumo cocido. Con leche o sin leche.

Chocolates especiales. Son aquéllos a los que se añade miel, extracto de malta, huevos, café, concentrados o zumos de frutas, de tal manera que formen un todo homogéneo con la masa del chocolate.

Chocolate de régimen. Es aquel que, cumpliendo los mínimos establecidos para las proporciones de manteca de cacao y cacao seco desgrasado, se ajusta a lo dispuesto para los alimentos destinados a dietas especiales. En su envoltura se consignará de manera destacada la expresión «chocolate dietético» o «chocolate de régimen».

Chocolates rellenos. Se trata de preparados de composición variada, presentados en forma de barras o tabletas recubiertas de chocolate o cobertura (mezcla de pasta de cacao y azúcar, con o sin adición de manteca de cacao) con o sin leche, cuyo interior o relleno está constituido por diversos productos de confitería o licores. La cobertura exterior de chocolate representará, como mínimo, el 35% del peso total.

Bombones de chocolate. Son preparados de forma y composición variada, con un contenido mínimo del 10% de chocolate, y designados con la denominación que caracteriza a cada uno de ellos.

Cuando estos productos llevan el nombre de una fruta deben contener en sus masas o rellenos al menos el 5% de la fruta o la cantidad correspondiente de zumo, concentrado o pulpa. En el caso de los preparados con licores, no deberán contener más del 6% de alcohol respecto al peso final.