Aceites sal y condimentos

Aceites sal y condimentos

ACEITES SAL Y CONDIMENTOS

En este apartado encontrarás condimentos naturales, aceite virgen de oliva, sal baja en sodio, sal del Himalaya, aromas alimentarios naturales...

1 2 3 4 >>
61 productos
   
1 2 3 4 >>
de 61

Si, eres de las personas que le gusta cocinar, compartimos las siguientes guías para que comiences un año informado y con el pie derecho en la cocina:

Sal: Es uno de los minerales que nos ayudan a equilibrar los niveles de electrolitos en nuestro cuerpo. Es el más utilizado al cocinar, porque realza el sabor. Sin embargo, la situación se agrava cuando no medimos la cantidad que usamos. Esto trae consecuencias negativas a nuestra salud, a largo plazo. Una cucharadita de sal de mesa contiene 2,300 mg de sodio. Para las personas que no tienen problemas de hipertensión esta sería la cantidad máxima al día. Los alimentos naturalmente contienen sodio, por lo que no es necesario añadirle más. Si tienes problemas de hipertensión te mostramos varias alternativas como sustituto:

  • Ajo en polvo – rico en vitaminas, minerales y antioxidantes, ayuda en la reducción del colesterol malo. Lo puedes utilizar en carnes, pescados, sopas y fricasé.
  • Cebolla en polvo – añade mucho sabor a las comidas y ayuda a limpiar tus riñones. Lo puedes utilizar en carnes, pescados, fricasé, arroz y ensaladas.
  • Pimienta negra – tiene propiedades anti inflamatorias. Ideal para carnes y pescado.
  • Orégano en polvo – Te ayuda a mejorar el sistema inmunológico. Lo puedes utilizar en carnes, mariscos, fricase, salsas rojas y pastas.
  • Comino – su consumo regular ayuda a controlar el colesterol. Tiene un sabor intenso, por lo que debe ser utilizado con moderación. Ideal para carnes, sopas y viandas.
  • Cúrcuma – tiene un sabor muy particular, tiene propiedades anti inflamatorias, digestivas y antibacterianas. Ideal para darle color a los guisos, arroz, salsas y habichuelas.

Aceites: Es muy importante saber elegir tus aceites para que obtengas la mayor cantidad de sus beneficios y el menor impacto negativo. La grasa saludable es una parte muy valiosa en la dieta, una de sus funciones es mantener en nuestro cuerpo los nutrientes. Si tienes problemas cardiovasculares a continuación una breve explicación de los más conocidos en nuestra cultura:

  • Aceite de girasol:sólo se aconseja una pequeña cantidad diaria, no es recomendable utilizarlo para altas temperaturas.
  • Aceite de maíz: no se debe utilizar para freír, no aguanta altas temperaturas, su consumo en exceso podría ser perjudicial.
  • Aceite de soya:tiene alto grado de oxidación, por esto su olor tan fuerte al cocinar. Se recomienda solamente crudo y en pequeña cantidad.
  • Aceite de canola:tiene un sabor neutro. Posee efectos protectores para la salud cardíaca.
  • Aceite de uva: De suave sabor, se obtiene de la semilla de uva. Excelente por los beneficios para el corazón. Se puede utilizar a medias y altas temperaturas.
  • Aceite de oliva: saludable para ensaladas y para cocinar alimentos porque no cambia su composición en altas temperaturas. Colabora en la buena salud del sistema circulatorio. Se aconseja elegir el que es 100% extra virgen, ya que no ha sido sometido a refinamientos y conserva al máximo todas sus propiedades.
  • Aceite de coco: es el que está de moda. Sus componentes no cambian con el calor. Lo ideal es utilizarlo de manera controlada por su alto contenido en calorías a pesar de sus propiedades “quema grasa”. No es recomendable si se lleva una vida sedentaria y es excelente para la piel.